Los 5 miradores que no te puedes perder de Tossa de Mar

Los 5 miradores que no te puedes perder de Tossa de Mar

Desde cualquier punto, la villa marinera de Tossa de Mar tiene un encanto especial. Estos son los 5 miradores donde tienes que ir sí o sí, durante tu visita en este pueblo de la Costa Brava.

Punta d'Es Cars

Para disfrutar de unas vistas 100% Costa Brava, hay que ir hasta el mirador de la Punta d'Es Cars. Se puede llegar a pie por el Camino de Ronda en dirección a Lloret de Mar, saliendo desde la playa de Es Codolar o bien en coche, yendo por el camino de la Torre de los Moros en lo alto de Tossa de Mar. Un placer para la vista donde se respira una calma absoluta.

Faro de Tossa

Subir a un faro, es garantía de vistas impresionantes, porque normalmente se construían en puntos elevados y de máxima visibilidad desde el mar. Así que, un mirador imprescindible y casi obligado es el del Faro de Tossa, donde se puede descansar e incluso tomar un refresco en la terraza con vistas exclusivas al mar Mediterráneo. Se llega a pie por las calles adoquinadas de la "Vila Vella" o bordeando la muralla desde la playa Gran.

Torre de los Moros

Este es un mirador casi secreto, o al menos, poco conocido, donde algunos vecinos y vecinas de Tossa suben en busca de tranquilidad cerca del pueblo. Aún existe la "Torre de los Moros" que fue construida en el s. XVI por Felipe II, para avisar a la población marinera de las incursiones de piratas.

Mirador de la ctra. a St. Feliu

Quien haya visitado Tossa de Mar y no haya hecho una foto desde este mirador, ¡deberá volver! La panorámica de la bahía de Tossa que se puede ver desde este punto es idílica. Se llega tomando la carretera hacia St. Feliu de Guíxols, a pocos minutos de Tossa. Las puestas de sol desde aquí, ¡son espectaculares!

Puig de Cadiretes (519 m.)

El 5º mirador al que se debe subir, se encuentra en el punto más alto del Macizo de Cadiretes, donde se puede divisar una panorámica de 360º de la escarpada Costa Brava y sus verdes bosques de gran belleza paisajística y mediterránea. Se puede llegar a pie o en bicicleta, a través de los itinerarios marcados desde Tossa de Mar o bien en coche pasando por el Santuario de St. Grau.